sábado, 14 de noviembre de 2009

La noche del rebozo

En las tradiciones mexicanas el rebozo tiene una largísima historia y es elemento imprescindible en el folclor nacional. Pero no, no es este el lugar de una reseña histórica o antropológica, es más bien lugar para un chiste local, un detalle para quién sepa escuchar.

El rebozo tiene que ver con los halagos, y más con los que son sinceros, esos que llegan al corazón porque fueron pronunciados con esa intención. Entonces despiertan el rubor y la "chiviedad" y es aquí donde el robozo viene a ser un jocoso: "gracias, me alegra saber que te agrada" dicho con la sonrisa escondida tras el tejido.

Y puede ser que en una sola noche se use varias veces, así de agradecidos y mutuamente halagadores podríamos estar. Por lo mientras yo tomo mi turno con el rebozo envolviendo mi alegría y sorpresa ante nuevas miradas. Al rato tendrás tu turno.

2 comentarios:

Frednogue dijo...

Con esto comprobamos que el rebozo dejó de ser un accesorio típico de la gente, para convertirse en un accesorio típico de los comentarios que hacen a las personas sonrojarse no crees???

Si es así, entonces que viva el robozo que nos hace sonreir!!!!!

Alfred

Alejandro de Andúnië dijo...

Qué viva!!

Feed the Fish

Help Wikipedia

Wikipedia Affiliate Button